Les Tengo que confesar algo. Durante mucho tiempo cuando NO era un artista del ligue  sufrí un poco porque las chicas a las que conocía en bares y discotecas no contestaban mis llamadas y mis mensajes. Simplemente me olvidaban y no volvía a saber de ellas.

Y si lograba Salir Con Alguien de milagro la vibra era perfecta, nos divertíamos juntos, nos besábamos (si se daba el caso) y jurábamos que saldríamos en la semana pero después… nada.

Mandaba un SMS (mensaje) y no había ninguna respuesta (ni mala ni buena), llamaba y entraba el buzón. Intentaba de nuevo y pasaba lo mismo. ¿Qué estaba haciendo mal?, me pregunté muchas veces.

Le pregunté a varios de mis amigos y me dieron consejos para variar el sentido de mis mensajes, hacerlos más divertidos y desplegar sexualidad.

Y también para dejar recados en el buzón que hicieran que las chicas sintieran curiosidad con mis palabras y quisieran hablar conmigo en la siguiente ocasión.

La cosa mejoró, pero tampoco en el nivel que esperaba. Hasta que, analizando la situación, me di cuenta que el error no estaba en esas llamadas o mensajes que hacía, sino en lo que había hecho en la noche en que las conocí.

Entonces cambié algunos detalles y la diferencia fue impresionante. Ahora, leyendo los mensajes de algunos lectores de esta Pagina me doy cuenta que muchos tienen ese problema, así que aquí está la solución.

Basta con seguir por esta línea y aplicar el método de forma correcta.

Les he dicho muchas veces la importancia que tiene el proponer una idea de salida (una actividad, una exposición, un concierto o algo entretenido) antes de incluso pedirle el teléfono a la chica que tienen en la mira. Eso está muy bien, pero tampoco es suficiente.

Una vez que consigan su número, tienen la obligación de amarrar la salida.

¿Cómo hacerlo? Consiguiendo que ella diga que sí al plan antes de despedirse. Por ejemplo, tú le dices: “¿entonces nos vemos en la semana para esa exposición?”

Si ella contesta “bueno”, no es suficiente y ya perdiste la oportunidad.

Tú tienes que decir algo como: “ok, si no te interesa cancelamos, no hay problema”.

Su reacción típica va a ser: “no, no, seguro nos vemos”, y con eso ella ya amarró la salida contigo.

Si no reacciona así, entonces por lo menos ya sabes que lo más probable era que no contestará tu llamada aunque insistieras semanas enteras.


Pero eso pasa pocas veces, así es que no se preocupen. Claro, tampoco es una fórmula mágica.

Tienen que estar conscientes de que, para haber llegado a este punto, el ligue tuvo que haber sido muy sólido. Pero si siguieron los pasos que les he dado en todo este tiempo, seguro lo lograrán y tendrán a la chica “comiendo de su mano”, dispuesta a atender sus llamadas o salir con ella.

Un tip más al respecto, antes de pasar a otro tema. Cuando propongan la cita, hagan que ella la visualice y esté convencida de que la pasará bien a su lado.

Por ejemplo, pueden comentarle algo como: “te imagino perfecto con tu look intelectual viendo ese cuadro de Chagall y preguntándote por qué utiliza esos colores tan oscuros e intensos”. Esas cosas siempre ayudan y mejor aun, dan buenos resultados.

Hasta pronto.

Be Sociable, Share!

Filed under: Uncategorized