El rojo es el color de la pasión, del envolvimiento rápido, fácil, posesivo y egocéntrico.

Las personas que usan el rojo con conocimiento de causa, saben muy bien el objetivo que quieren alcanzar.

Es interesante observar los lugares de prostitución. Estos lugares no son iluminados con el rojo?

No hay mejor color para ese tipo de negocio.

El dueño el prostíbulo quiere el aumento del apetito sexual, junto con la alta rotación de clientes.

El rojo estimula las glándulas endocrinas, que a su vez, aumentan la cantidad de adrenalina en la sangre.

La consecuencia es energía de sobra llevando al individuo a impulsos animales como: sexo por el sexo, ira hasta la discordia.

Hasta la bandera usada por los espartanos era roja para poder disipar las condiciones de apatía e indolencia de los soldados.

Volviendo al dueño del prostíbulo, sabemos que quiere rotación.

El rojo resuelve su problema, porque la persona después de saciada, normalmente busca descansar y tranquilizarse.

El rojo ahora se vuelve irritante, ya que la persona expuesta mucho tiempo a este color se pone irritada, la presión sanguínea permanece alta y el individuo intenta salir los más rápido posible, dando lugar a otros clientes.

Los restaurantes, en general, también abusan de este color para llamar la atención, aumentar la rotación y, consecuentemente, sus lucros.

Digamos que usted va salir con una persona muy tímida e introvertida.

El rojo en este caso “le cae como guante”. Este color aniquila la inercia de la pareja, la provoca y hace aflorar los sentimientos que limitaban su capacidad de iniciativa.

Evite usar el rojo con personas extremamente agitadas, eléctricas o nerviosas. Estas personas tienen demasiado rojo en su personalidad y si se las expone a ese color se ponen extremamente irritadas.

Las personas de piel rosada deben evitar el color rojo, así como los pelirrojos y aquellas personas que están bronceadas por el exceso de sol.

Debemos también evitar el uso del rojo con individuos que tienen demencia y/o que están molestos.

Los individuos que escogen el rojo como color principal, buscan actividades de riesgo o buscan vivir intensamente, muchos entran en procesos políticos revolucionarios o desean alguna forma de poder.


Las personas que usan el rojo son: llenas de vigor, extrovertidas, agresivas, impulsivas, ambiciosas, optimistas, agitadas. Juzgan a su prójimo en un relance y por consecuencia no tienen consciencia de sus imperfecciones.

Debemos resaltar que el uso del rojo no caracteriza personas con los adjetivos citados arriba. Podemos estar tratando con gente que intentan ser o necesitan tener las cualidades del rojo temporeramente.

Los clarividentes (personas que tienen el don de ver los colores del aura) son unánimes al decir que “el rojo claro – vivo, revela potencia sexual, vitalidad y hasta generosidad, sin embargo cuando se presenta el rojo turbio (oscuro), revela emociones de baja escala y malicia.

Es de gran importancia estar bien atento al escoger ropas con esas tonalidades.

Las personas en general usan los colores de forma intuitiva y bien de acuerdo a su personalidad, siendo así, queda fácil para el buen conocedor de los colores, saber con quien va tratar, antes de siquiera conocer a alguien.

Be Sociable, Share!

Filed under: Uncategorized