Perfume para Seducir

¿ El Perfume de Influenciar en la  Seduccion ?

No tenga la menor duda de que sí! Cualquier alteración física en un ambiente de seducción afecta nuestros cinco sentidos (vista, audición, tacto,
paladar, y olfato), que son las puertas hacia una relación.

El aroma de un perfume puede determinar el suceso o no de una investida amorosa.

El olfato influye en nuestro grado de consciencia causándonos placer o repulsión.

La fragancia desempeña un papel vital en la seducción, muchas veces capaz de esta sola incentivar el apetito sexual.

Siendo así, se hace necesario saber más sobre el asunto.

Después de la vista, el olfato es el segundo sentido que se prueba en los primeros momentos de una relación.

Si no se satisface esta segunda etapa de reconocimiento, tendrá que haber mucha conversación para “perfumar” ese encuentro.

Muchos científicos afirman que exhalamos olores sexuales naturales.

Infelizmente, esos olores naturales, no se presentan debido a nuestra alimentación pobre en nutrientes, que retira parte de ese poder natural de
seducción. Nos restan, entonces, los perfumes.

Ultimamente, el hombre ha estado estudiando e investigando perfumes que tienen fragancias tan poderosas que, por si solas, ya la estimulan a la pareja a pensar en una relación más íntima.

Muchas personas hasta relatan que desean, literalmente, morder a la persona que acabó de ver, asociándola a una cena de aroma y gusto irresistible.


pero cómo ocurre ese fenómeno de la Seducción en nuestro organismo?

alguna vez has escuchado hablar sobre las Feromonas ?

Cuando aspiramos un perfume, las células olfativas de nuestra nariz, captan las partículas solubles fluctuantes de las moléculas de una fragancia.

Esta fragancia es disuelta por la membrana húmeda da la mucosa y tales informaciones son pasadas a las células sensoriales localizadas en la punta de cada pasaje nasal.

Después es transmitido al bulbo olfativo y posteriormente enviadas al sistema límbico (que rodea el córtex cerebral).

Esa parte del sistema límbico, está asociada a las funciones sensoriales y sexuales.

En seguida, esta fragancia es transmitida al “peaje”, localizado en la base del cerebro. Este “peaje” es responsable por conectar el cuerpo al cerebro, que reserva una excelente memoria odorífera.

Los “bancos de datos” del cerebro, por su vez, asocian un buen olor a algo agradable y exquisito, y el mal olor al desplacer.

Por consecuencia, esas informaciones son destinadas rápidamente al aparato digestivo y sexual que son activados si este aroma es agradable.

Este enorme proceso pasa en un milésimo de segundo, imposibilitando así, la persuasión verbal de que modifique un olor desagradable.

Vamos imaginarnos que está al final de un juego de fútbol y vio una persona de encanto indescriptible.

Tomar la iniciativa de querer conocerla en ese momento puede ser desastroso.

Sin embargo, caso sea imposible contener el impulso, es siempre bueno acordarse que el primer impacto y las primeras palabras podrán no surtir efecto debido al olor producido por la transpiración excesiva.

No obstante, después de un cierto tiempo, el organismo de la persona que siendo asediada, se adapta al olor y al pasar los minutos, un grado menor de repulsión se instalará en su rostro.

Es interesante saber sobre este periodo de adaptación para que no nos demos por derrotados al estar al “margen “ del suceso.

Hay personas que tienen un sudor insoportable y ni los mejores perfumes cubren a ese “zorrino” humano. Para no tener que recorrer a un
desinfectante, veremos la causa primaria de todos los malos olores para el suceso de la seducción.

Sin duda, una alimentación inadecuada es el factor principal y responsable por los malos olores.

El mal aliento, muchas veces presente y no sentida por su emisor que infelizmente, se adapta y no percibe su propio olor desagradable.

 

Be Sociable, Share!

Filed under: Uncategorized