Musica para seducir

Como tornar a la música en un aliado en nuestras aventuras sentimentales, utilizando de forma adecuada el volumen, el ritmo y el timbre de los instrumentos?

VOLUMEN – La audición humana está entre 16 a 20 000 ciclos por segundos, esta es la faja audible de frecuencia que el oído humano soporta.

Este impacto del sonido es medido en decibeles (dbA).

Estudios en esa área afirman que podemos quedarnos expuestos por un periodo de ocho horas, a 75 dbA, sin que suframos pérdida de la audición.

Los estilos musicales que exceden esa margen son del tipo ‘’Heavy Metal’’, rock, timbalada, clásicos como Beethoven, samba-reggae y otros.

Ciertos cantores como Edson Cordeiro, Pavaroti, Tetê Spíndola y otros de la misma línea, también exceden los 90 dbA, siendo por tanto , maléfico si nos
quedamos expuestos a ellos por mucho tiempo.

Estos estilos son indicados para apreciación y jamás para el clima de la seducción, porque es música y estilos fuertes que canalizan la atención de la persona hacia la música y no hacia la pareja.

La música debe ser un ‘’ayudante’’ en la seducción y no el ‘’actor principal’’.

Sin embargo, todos esos estilos mencionados pueden servir para vigorizar nuestro cuerpo, mente y espíritu si lo alimentamos sabiamente, respetando el límite de tiempo y volumen compatible con nuestra audición.

El alto volumen impulsa a la persona a un estado de actividad física, mental y espiritual.

El bajo volumen llevará a la persona al reposo, tranquilidad, introspección y hasta la meditación.

Ciertamente, el bajo volumen es más favorable al clima de la seducción para cualquier estilo musical.

En la realidad, lo que interfiere crucialmente en la atmósfera de la seducción en cualquier música, es respectivamente: el ritmo y el timbre.

Estos si, irán a intervenir en el ‘’cuadro’’ de seducción .

RITMO – Es la velocidad dentro del tiempo de la música.

Encontramos ritmos en la danza, en el vuelo de un pájaro, en la pulsación cardíaca, en la inspiración, expiración, etc. Este es el primer elemento de percepción en el ser humano, siendo lo que más nos aflige en las reacciones negativas o positivas de la conquista.

Ritmo lento con pequeños matices de la voz y notas extensas
– Es la música ideal para el clima de encanto de la pareja.

Ex: la música de Whitney Houston, Julio Iglesias, son las más escuchadas por una faja de edad de más de 30 años.

Este tipo de música cuando tocada, despierta y abre las emociones inconscientes que hablan fuerte al corazón, cerrando las cárceles de la mente y sus padrones morales, favoreciendo, así la instalación del estado de seducción.

Ritmo lento y sin matices de la voz – Este estilo musical es más indicado al relajamiento.

Evite tal ritmo, pues podrá llevar a su pareja a la somnolencia y hasta al cierre de la consciencia.

Ritmo repetitivo – Esta es una óptima ‘’arma’’ para librarse de las personas no deseadas.
La persona que se queda escuchando por algún tiempo este ritmo, tiende a la irritabilidad, depresión y ganas de retirarse.


Ejemplo: seria difícil obtener un clima romántico, oyendo ritmos rápidos de un bombo, batería o estilos musicales como dance-music, axé-music, timbalada y otros.

En contrapartida, los ritmos rápidos como la salsa, lambada, maracatu, tangos son bien sensuales y excitantes.

Ritmos progresivos – Uno de esos casos es la música tocada en los rituales vistos en terreros de macumba. Los fanáticos entran en un fuerte estado de furor espiritual, cuando los golpes de los bombos aceleran.

El rock progresivo también está dentro de ese concepto, no siendo ideal a la seducción debido a la inconstancia sonoras muy acentuada.

Las bandas como: Pink Floyd, Yes Mode Blues y otras también se encuadran en este estilo, siendo incompatibles con el ambiente romántico.

La cadencia favorece a la sensación de equilibrio y simetría que resuena dentro de un corazón que converge hacia el amor.

TIMBRE – El timbre es conocido como el ‘’color del tono’’.

Sabemos que los instrumentos que acercamos del timbre del órgano vocal humano, tiene un carácter más emotivo y más favorable a la seducción, como ejemplo el del saxofone y el violín.

Pero la mayor parte de la música instrumental no tiene mucho efecto para un clima romántico, salvo raras excepciones.

Be Sociable, Share!

Filed under: Uncategorized