Musica para Conquistar

¿ El pájaro canta porque está feliz ?

¿ O está feliz porque canta ?

Puedo garantizar que en lo que le concierne al ser humano, las dos preguntas tienen respuesta positiva.

Muchas personas que se encuentran en un estado de felicidad, exteriorizan este sentimiento a través de la música y otras solo por el acto de cantar, sueltan las angustias , ansiedades etc., encontrándose por fin, en un estado de felicidad.

La seducción atrae a un estado de sublime felicidad y ansiedad.

La buena música también puede, por si sola, accionar los comandos de la felicidad y todavía expulsar el incomodo de la ansiedad.

Estos dos factores son pilares fundamentales en el proceso de la seducción.

Muchas personas todavía creen que la música no puede determinar el suceso de un nuevo encuentro, Piensan que su persona es más que suficiente en el proceso de la seducción.

Esa es una de las convicciones más engañosas que se puede tener.

Muchos matices del ambiente también influencian en las decisiones del ser humano.

No hay duda que su persona es determinante, pero la buena música es uno de los mayores facilitadores para un ambiente de la seducción.

La buena música es la forma más elevada de la comunicación porque llena los espacios del silencio con sus fluidos benéficos favoreciendo la receptividad de su pareja.

¿ Porque la música tiene ese poder de influenciar ?

La música es una fuerza física, contiene vibraciones y, como sabemos, no es solamente un instrumento de la seducción.

Es también utilizado para los más variados procesos: terapéuticos, educativos, religiosos, recreativos, etc., porque interfiere positivamente en el estado de la mente y del espirito.

Las emisiones físicas del sonido musical también interviene en las relaciones internas de nuestro cuerpo físico , posibilitando hasta ocasionar un mal estar o beneficiar los órganos internos de nuestro cuerpo, independiente de las sensaciones de la mente y del espíritu.

Un buen ejemplo es el ultrasonido, vibraciones mecánicas que no son perceptibles al oído humano, sin embargo , algunos médicos ya utilizan esa técnica para destruir microbios y tejidos vivos o muertos de nuestro organismo.


La música es un instrumento tan poderoso que puede impulsar a alguien a querer besar, en una boite u otros locales , una persona que no conozca o recién conocida, solamente por la atmósfera psíquica del ambiente sonoro.

Y como hemos visto, sin afinidades emocionales.

Podemos también encontrar el cuadro inverso.

Personas fuertemente unidas por un sentimiento son forzadas a evitarse, debido a la música no conducente al momento, siendo, por lo tanto, un mediador e intermediario indeseable, que en este momento impide cualquier aproximación amorosa.

Todo eso porque la música comunica emociones, une o no personas de vibraciones similares.

Estimula la imaginación, la fantasía y la intuición, estableciendo una ligación con el hemisferio cerebral derecho de ambos.

Como vimos, la mayoría de las personas reacciona igualmente a un determinado estilo de música .

Pero tenemos las excepciones.

Imagínese alguien tocando un música lenta para un fanático del ‘’Heavy Metal’’, o viceversa.

Concurrirá ciertamente una separación.

Esto ocurre normalmente por el factor de la edad, pero en general, las personas tienen estados vibratorios parecidos en el campo espiritual y mental, posibilitando así la musicoterapia.

Las personas que se afinan con un cierto estilo musical, forman grupos afines y traen características que marcan, o por sus vestimentas o por su comportamiento conducentes con su nivel social/ espiritual/ mental, consecuentemente , se identifican con el mismo estado de vibraciones de ciertos estilos musicales ( ‘’punks’’,’’funk’’, rock, música erudita, regionales, etc. ).

Es importante observar esas diversidades cuando quiera conquistar a alguien.

La música es una máquina que moldea las masas de poblaciones de una región, de un país, pulverizando un acervo cultural en cada individuo.

Muchas veces la música define hábitos gestos y perspectivas de vida de dos individuos.

Be Sociable, Share!

Filed under: Uncategorized