La posición y la reacción del cuerpo son los primeros reflejos de lo que pensamos al mirar a alguien.

Sin duda, el dialogo corporal es la respuesta inmediata para desvelar la “hospitalidad” o “inhospitalidad” del compañero.

Así pues, se torna indispensable hacer un rastreo del terreno a ser explorado.

En fin, el cuerpo habla solamente lo necesario e insiste en decir verdades solamente, no sabe mentir porque es el reflejo instintivo e inconsciente de la mente, permitiéndonos desvelar la repulsión o los deseos íntimos de alguien.

Antes de mostrar esto debemos hablar de la influencia cerebral sobre el cuerpo.

A partir de constataciones analógicas hechas por observación de parejas, llegamos a la conclusión de que en un relación:

– El toque con la mano izquierda revela sentimientos más puros y desinteresados del plano material;

– El toque con la mano derecha demuestra una inclinación hacia el lado racional, carnal y deseo de pose;

– Al tocar el pie, piernas, hombros y oreja de la pareja en el lado izquierdo, podrán ser obtenidas mayores respuestas sentimentales del sexo opuesto. El inverso se dará al ser tocados los miembros del lado derecho;

– Si el deseo es persuadir de forma racional, opte siempre estar del lado derecho de esta persona. Ahora, si el asunto es sentimiento, no titubee en ponerse del lado izquierdo de la misma;


– Besar y hablar en la oreja izquierda realzan los impulsos amorosos de su pareja;

– Hasta la oreja que la persona escoge para colocar el teléfono indica claramente si la conversación es sentimental o racional;

– La posición escogida por su pareja como el movimiento de las piernas, brazos y manos indican de que forma la persona está reaccionando al momento, como también en todos los instantes de su vida;

– Al hacer una pregunta, la persona mira o inclina el rostro hacia la izquierda, estará dando una respuesta intuitiva y/o emocional;

– Al hacer una pregunta, la persona mira o inclina el rostro hacia la derecha o disloca la cabeza hacia abajo levemente, estará dando una respuesta basada en el raciocinio.

– Si uno de los miembros del lado derecho está sobre el izquierdo (piernas o brazos cruzados) indica que el lado racional prevalece. En caso que pase lo contrario, la persona está indicando que la emoción prevalece sobre la razón, o sea, estará más receptiva a sus intenciones.

– La inclinación del tronco así como de los miembros ( piernas, brazos, cabeza ) demuestra la predisposición d la persona para con uno.

Be Sociable, Share!

Filed under: Uncategorized