Este estudio nos permite prever los pros y los contras, para que sepamos tratar mejor al recién conocido.

Evitaremos así las famosas “metidas de pata”, tan comunes en el primer encuentro.

La primera impresión que se tiene de alguien es tan fuerte que llega a interferir en nuestra voluntad de conocerla más o huir de esa persona.

Una de las técnicas para no “meter la pata”, es oír más, “ESCUCHAR”.

Con esa actitud reconoceremos mejor a la pareja y evitaremos asuntos impropios.

En general la gente solo quiere hablar y, muchas veces, solo cuentan sus problemas y/o sus virtudes. Sin embargo, muchas personas que tienen relaciones saludables ya aprendieron a el valor que se debe dar a escuchar al prójimo.

EL DIALOGO PROUCTIVO

Muchas personas tienen ese conocimiento empírico (guiado por la experiencia) y se dan muy bien en conversaciones o debates. Otros, menos afortunados en esa área, no encuentran escuelas para aprender el arte de dialogar.

Es este lado práctico, exigido en el dia-a-dia, que el libro abordará. Los consejos que siguen serán un excelente complemento al arte de la seducción.

Muchas personas tienen ese problema y ni lo saben. Comience a observarse y tal vez descubra que usted también tiene ese problema.

PERSONAS QUE HABLAN RÁPIDO

Son personas enérgicas, que poseen pensamientos rápidos, reflejos involuntarios y voluntarios muy activos. Pueden ser agresivas e imprudentes también.

La persona que habla rápido y que no puede hacerse comprender, o porque se traga las palabras, o porque le falta construcción gramatical, es alguien con un vocabulario pobre y que necesita transmitir su energía excesiva, pero que, infelizmente, le falta una buena base de estudio.

PERSONAS QUE HABLAN RÁPIDO Y CON GESTOS

Hay dos tipos: el primer tipo, define el sujeto que tiene dificultad de expresarse y usa el movimiento corporal para completar sus ideas. Los movimientos frenéticos del brazo, la cabeza y hasta las piernas denuncian tal persona.

El lado ampliado de ese caso seria el mudo, que utiliza las manos para comunicarse. La segunda categoría es la de los grandes oradores, artistas y políticos que utilizan la expresión corporal para enfatizar sus propósitos.


PERSONAS QUE HABLAN ALTO

No debe llegar a una conclusión demasiado rápida porque tenemos cuatro tipos bien definidos: el primero, son personas con problemas de sordez, que obviamente no tienen noción del volumen de su voz.

El segundo tipo es aquel que tiene contenido en lo que dice y muchas veces usa el vigor de su voz para amedrentar a sus oponente para decir “a la fuerza” lo que piensa. Generalmente son personas egocéntricas y de bajo escalón espiritual.

El tercer tipo son aquellos que hablan alto porque no se hacen oír. Sus analices y colocaciones son pobres de contenido, sin sal e ideas sin expresividad que solo causan la indiferencia y la desatención de los otros.

Normalmente, la persona se da cuenta de esta indiferencia y usa el volumen para hacerse presente y llamar la atención hacia sus pensamientos.

Be Sociable, Share!

Filed under: Uncategorized