“Uh” no puede haber una respuesta fácil de cualquier modo,  ¿ Como Enamorar a una Mujer ?

Lo ideal es no pedir. Deje que en el curso natural del envolvimiento aparezca la oportunidad en la que usted dará a entender que desea algo, dejando que la pareja pregunte.

La paciencia es una de las grandes virtudes que las personas deben cultivar.

Sin embargo, si el momento y el local no permiten que seamos pacientes , debemos observar los siguientes consejos:

Jamás pida algo construyendo frases con la palabra no!

La palabra ‘’no’’, por si sola, ya es negativa.

Esta palabra transmite la inseguridad de quién habla.

A nadie le gusta relacionarse con alguien inseguro.

Las personas desean si, parejas con ideales y objetivos claros.

pregunta: ‘’No quieres ir al cine conmigo’’? No?
respuesta: No!

En el caso del hombre, cuando este elabora una pregunta como la de la ilustración anterior, él probablemente recibirá un no con más facilidad.

Esto se da por el lado inconsciente de la naturaleza de la mujer, que busca la seguridad para su futuro. El bien estar de sus probables hijos está incluido en esto.

La frase hecha con la palabra no es también fácilmente combatida, pues induce a la persona a decirle ‘’no’’.

Evite también frases difíciles e indescifrables. Sea claro y sincero, de esta forma , por lo menos dejará la pareja sin poder decir no.

Veamos algunas palabras que debemos hacer desaparecer de nuestras frases:

será, tal vez, espero que, nos vemos, difícil, paciencia.

Veamos las frases más comunes construidas con estas palabras.

Será que mañana, a las 8:00, podrías salir conmigo?

Esa chica solamente aceptará el pedido si está muy interesada o si está carente.

La palabra “será” demuestra inseguridad y causa una pregunta que tiene que ser respondida. Nada objetivo, no es cierto? Reformaremos este pedido de la siguiente manera:

Mañana a las 8:00 voy a mostrarte algunos secretos.

La diferencia es brutal. Con esta frase el muchacho habrá sido objetivo e impuesto lo que deseaba, tendría el efecto misterioso necesario en esta parte algunos secretos.

La frase siguiente también es muy común. Tal vez podamos entendernos y quien sabe….?

Analicemos, cada palabra:

Tal vez: El muchacho al decir estas palabras demuestra inseguridad.

Podamos: Con esto el muchacho está rebajándose y al mismo tiempo diciendo que a depender de él, ya puede. Así, la pone a su pareja en un “trono” que con seguridad él no tendrá. Entendernos :

Parece que el único que no entendió es el muchacho, porque para ella están claras sus intenciones.

Quien sabe? Con ese final este muchacho “está fuera de la competencia” y deja el campo libre para cualquier otro.


Vamos a otra frase.

– Eres una chica muy difícil!

No hay persona difícil, lo que existe es una tentativa de conquista mal hecha.

Lo ideal sería que el muchacho preguntase a sí mismo: “no soy yo demasiado fácil diciéndole esto a ella? De esta forma descubriría que no le fue bien al decirle esto.

Veamos la frase siguiente.

– Espero que hayas sentido lo mismo que yo por ti!

De esta forma, el muchacho tal vez tenga que esperar mucho. Las palabras “espero que” en esta frase indican que está pidiendo un sentimiento.

Sentimiento no se pide, se lo da, de esta manera caracterizando al “mendigo de sentimientos”.

En vez de espero que, el muchacho podría mantenerse callado y esperar que ella hablase naturalmente de algún sentimiento.

Otra frase muy común es:

– Nos vemos.

Esa frase es muy usual en las despedidas de un primer encuentro. Por miedo, o por no tener otra cosa mejor para decir, acaba diciendo nos vemos. Si usted no quiere verla más a esta persona, decirle “nos vemos” es una metida de pata civilizada.

Ahora, si existe realmente algún interés en la nueva pareja, o sea, para algún compromiso en el futuro. Las palabras “nos vemos” parecen que fuese el día 30 de febrero, pareciendo que nunca va llegar.

Estipule un día exacto, y rehaga su frase.

Vamos a la frase muchas veces dicha por los adolescentes.

…tengo paciencia, mañana me respondes si quieres “estar” conmigo.

No debemos exponernos tanto, al punto de decir que estamos esperando por un sentimiento. Tal vez, por ser joven, el adolescente piense que tiene mucho tiempo y puede aguardar. El muchacho al decir la palabra paciencia, piensa que está haciendo el papel de un supuesto buen niño.

La verdad, es que es una máscara de inseguridad. En una situación de indecisión, lo mejor es hacerlo con hechos. El cuerpo cuando se hace presente, impone una respuesta, generalmente, positiva.

Dejando que la chica se vaya a su casa para pensar sobre el asunto no estará bajo el poder de seducción que el cuerpo del muchacho impone, siendo más fácil para ella esquivarse y decir que no por teléfono.

Es fundamental destacar que en el primer encuentro, cuando una muchacha está en un momento de indecisión, generalmente pasan en su mente los siguientes pensamientos:

“Será que él besa bien?,

estoy carente pero es sólo hoy, no cuesta nada probar, ya que estoy aquí, creo que voy a aprovechar el momento…

Por tanto, no se olvide, en un momento de indecisión, no tenga tanta paciencia, utilice su cuerpo ya que ella podría estar pensando lo descrito arriba.

Be Sociable, Share!

Filed under: Uncategorized