Archive for February, 2012

Como Alcanzar el Exito

El libro “Los Principios del Éxito” es un libro escrito por un autor con gran cantidad de libros vendidos, Jack Canfield.

Se trata de un libro sobre los principios eternos del éxito utilizado tanto por hombres como mujeres que han logrado lo que se proponen a lo largo de la historia.

El autor ha estudiado estos principios por más de 30 años, y en este libro habla sobre lo que ha aprendido.
Todo lo que siempre haz querido saber acerca de cómo mejorar tu vida, tu salud, tus finanzas y tus relaciones personales se encuentra en este manual.

Si lo lees y aplicas sus consejos, ellos te enseñarán cómo vivir la vida de tus sueños.

En estos principios se cubre todo, desde la carrera profesional, el cultivo de la familia, tu relación con el dinero, tu propósito espiritual, tu salud y tu bienestar.

Los principios y las técnicas siempre funcionan, todo lo que tienes que hacer es ponerlos a trabajar para ti.

Hay mucho que aprender en este libro de 461 páginas, y te recomiendo que lo leas con calma, un capítulo a la vez, para que de esa forma tu cerebro vaya asimilando toda esta información tan valiosa.

Este libro te ofrece 64 principios que cambiarán tu vida, y de entre los cuales algunos de mis favoritos son los siguientes:

1. Toma la responsabilidad de 100 por ciento de tu vida

Si sigues haciendo las mismas cosas una y otra vez, obtendrás los mismos resultados.

Si deseas cambiar o mejorar tu vida, necesitas tomar medidas diferentes.

No puedes lograr cosas diferentes si haces las mismas actividades.

Para cambiar y mejorar tu vida tienes que asumir la plena responsabilidad de la misma, si las cosas no van por el camino que quieres, entonces hazte la pregunta:

“¿Qué tengo que hacer diferente la próxima vez para obtener el resultado que quiero?”

No te quejes ni culpes a otros por tu pobreza. Tú eres el único responsable de tu destino, no los políticos o la situación del país.

2. Ten en claro tu propósito en el mundo

Cada uno de nosotros nace con un propósito específico en su vida.

Cumplir ese propósito significa que debes de hacer lo que te gusta hacer, que asimismo debe de ser bueno e importante para ti.

Tienes que encontrar tu propósito de vida mediante el descubrimiento de tus talentos y fortalezas.

Identificar, reconocer y honrar tal propósito es quizás la acción más importante que la gente exitosa toma.

Trata de averiguar cuáles son algunas de las actividades que te gusta hacer y para las cuales eres bueno.

La gente exitosa se toma el tiempo necesario para encontrar sus verdaderas fortalezas y el propósito de su vida y luego, actúa en consonancia con su verdadero propósito.

3. Decide lo que quieres

Una vez que sepas lo que es el principal objetivo en tu vida, tienes que decidir lo que quieres hacer para lograr tal propósito.

Tienes que decidir en donde quieres estar y las posesiones que deseas adquirir.

La mayoría de las personas no consiguen lo que quieren porque nunca se toman el tiempo para definir exactamente qué es ese algo.

Tú necesitas hacer una lista de treinta cosas que quieres tener y treinta cosas que quieres hacer antes de morir.

No es importante saber cómo vas a lograr estas metas, sólo tienes que anotar tus treinta metas más importantes.


4. Libera el poder de establecer metas

Puedes alcanzar tus metas en la vida si haces este sencillo ejercicio todas las mañanas: escribe tus metas principales.

Aunque ya las hayas escrito antes, es importante volverlas a escribir, escríbelas en tiempo presente, como si ya las hubieras conseguido.

Por ejemplo, si tu meta es tener un millón de dólares a finales del siguiente año, escribe:

“ya es diciembre del ___ y tengo un millón de dólares”.

5. Pide consejos y pregunta una y otra vez

Si alguien ha logrado los mismos objetivos que deseas lograr en tu vida (o unos muy parecidos), pídele a esa persona que te de consejos sobre cómo ha logrado tales metas, y qué es lo que tú necesitas hacer para llegar ahí, y cuales obstáculos hay que sortear.

En su gran mayoría, a la mayoría de las personas exitosas les gusta compartir su experiencia con los demás.

Pide consejo a las personas que admires y que hayan tenido éxito.

Si alguien se niega a darte el consejo o la orientación que solicitas, no te preocupes, simplemente pídeselo a otra persona.

Sé claro y específico y pregunta varias veces si es necesario.

6. Usa la retroalimentación para avanzar

Si ves alguna pelea de box por la TV, quizás te preguntes para qué sirve el entrenador del campeón.

Digo… es el campeón, ¿no? ¿Para qué ocupa que alguien que no es campeón le diga lo que debe de hacer? ¿Por qué no el entrenador se hace campeón él mismo?

Lo que pasa con los entrenadores es que pueden dar su opinión experta.

Los jugadores o los atletas no pueden ver sus propias faltas. Necesitan a alguien que les pueda decir con honestidad cuáles son sus fallas.

El entrenador hace corregir el rumbo al atleta, cuando de otra manera éste ni siquiera se daría cuenta de que lo está haciendo mal.

Este principio también se aplica a ti.

Tú no puedes ver lo que estás haciendo mal.

Puedes consultar a tu cónyuge, a tus compañeros de trabajo y a tus amigos.

Cuando, derivado de dichos comentarios tengas que cambiar tu rumbo, no te sientas mal, sólo tratar de mejorar o que has venido haciendo y trata de corregir el rumbo.

7. Debes de comprometerte a mejorar de forma continua

Hay una frase: “la persona más desafortunada es aquella que no es mejor hoy que ayer”.

Dicha frase resume la importancia de ser mejor cada día, aunque sea nada más un poquito mejor.

Hay un estudio que muestra que, en promedio, las personas ven televisión durante 3-4 horas al día.

Si tú caes dentro de ese promedio, trata de reducir ese tiempo a sólo 1 hora, y dedica el tiempo que ahorres a mejorarte a ti mismo.

Este paso, por pequeño que parezca, puede cambiar dramáticamente tu vida.
Debes dedicar 20 minutos a leer un libro, otros 20 minutos a la meditación y 20 minutos más a ejercicio diario para mejorar tu la salud.

8. Mantén tus ojos en el premio

Los últimos 45 minutos de tu día antes de dormir son los más importantes para la programación de tu cerebro, porque durante el sueño tu cerebro hace bastantes reprogramaciones.

Tú, sabiendo esto, puedes hacer uso del poder de las repeticiones y visualizaciones para sacar ventaja.

En lugar de caer hacia tu periodo de sueño viendo películas de terror o noticias terribles, alarmistas y deprimentes, puedes leer una biografía de alguien a quien admires y que te motive o bien un libro espiritual o un libro del campo que desees dominar.

Si lo haces, dormirás bien y tu mente se volverá más fuerte y activa a la mañana siguiente.

9. Enfrenta a lo que no funciona

En tu vida diaria, haz sólo aquellas cosas que te muevan hacia tus objetivos deseados.

Puedes estar haciendo muchas cosas sin sentido todos los días que no te dan ninguna satisfacción y que sólo hacen que estés perdiendo tu precioso tiempo.

Dedica parte de tu tiempo a tratar de averiguar lo que funciona y lo que no funciona.

Una vez que eso te quede claro, deja de hacer lo que no te lleva hacia tus objetivos, aunque ello implique cancelar compromisos o disminuir tu vida social.

10. ¡Comienza ahora mismo!

No esperes que algo especial vaya a suceder en tu vida o que vas a lograr lo que deseas, sin establecer metas y tomar las acciones correspondientes. 7

Así no funciona la cosa.

Tienes que empezar ahora mismo con todo esto para mejorar tu vida, incluso si tienes miedo de hacerlo mal y fracasar.

Cuando cometas errores (todos lo hacemos), pide información paraqué corrijas y trata de mejorar las actividades la próxima vez que lo intentes.

Consideraciones finales sobre este gran libro

El mejor consejo de este libro es que tú y nadie más es quien debe tomar el 100 por ciento de la responsabilidad de lo que sucede en tu vida.

Si no estás consiguiendo los resultados deseados, es necesario cambiar tus acciones.

Es a ti a quien corresponde crear la vida que deseas, y seguir los sencillos principios de éxito escritos en este gran libro es una manera segura de lograrlo.

Como Puedo Ser Mas Eficiente en mi Trabajo

 

Alguna vez has escuchado el El libro de Stephen R. Covey llamado “Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva”

bueno pues ha tenido gran influencia benéfica en muchas personas.

Si tienes oportunidad, debes de leerlo. No pienses que es un libro dirigido únicamente a ejecutivos o a personas que aspiran a volverse ejecutivos en alguna empresa (te lo digo porque esa fue precisamente la razón por la que me resistí a leerlo durante algún tiempo).

La lectura del libro completo te tomará algunos días, pero si no cuentas con tanto tiempo, entonces en este articulo te presento un resumen que te llevará unos cinco minutos de lectura.

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

Primer hábito: Se proactivo.

El autor Covey expresa que es necesario moverse de un estado de dependencia a un estado de independencia y finalmente a un estado de interdependencia con los demás.

Ser proactivo significa tomar las riendas de tu propia vida en lugar de dejar que influencias externas tomen dicho control. Hacer esto te vuelve una persona independiente.

Segundo hábito: Inicia con un fin en mente.

Este hábito se refiere esencialmente a tener una meta establecida. Hay muchos libros que tratan el tema del establecimiento de metas y los pasos para lograrlas, pero en este caso Covey complemente estas técnicas con este enfoque: una persona con metas establecidas es una persona que se dedica a vivir su vida de forma plena y total, es decir, no es una persona que se limita a que la vida simplemente “le suceda”.

Tercer hábito: Pon lo más importante al principio.

La gente de éxito, ya sean ejecutivos de negocios o no, saben diferenciar los distintos grados de importancia de sus distintas actividades y ponen al principio de su día de trabajo las que más valen la pena.

Toman la decisión y una vez tomada, se sujetan a ella. Esta es la razón de existir de las agendas de trabajo, en las que cada actividad tiene una hora de inicio y una hora de terminación.


Cuarto habito: Adopta la filosofía de “Ganar-Ganar”.

La filosofía “ganar a toda costa” significa que te obligas a ti mismo a pasar por encima de la persona que tienes enfrente con tal de lograr tu objetivo. Quizás podrás lograrlo, incluso la mayoría de las veces, pero a la larga eso te resta efectividad y te vuelve infeliz.

Para poder vivir con el conflicto entre lo que sabes que está bien y lo que, según tu, debes de hacer para ganar, tu mente-cuerpo produce una disociación.

Una cosa muy diferente (y de esto se trata este habito) es pensar de forma “Ganar-Ganar” en la que tanto tú como tu “adversario” obtengan algo de provecho. Esta actitud, aparte de tener beneficios prácticos tangibles, también refleja un alto grado de madurez de tu parte.

Quinto hábito: Trata primero de entender, y después trata de ser entendido.

Este es el reverso de lo que por lo general todos tratamos de hacer: “exponer mi punto de vista”, “hacer valer mi opinión”, etc.

Tanto a nivel de personas como de empresas y aun de países, si en lugar de estar gritando tus necesidades y tus opiniones guardas silencio, escuchas y tratas de entender lo que el otro te trata de comunicar, entonces las cosas no estarían tan mal como actualmente lo están en muchas de nuestras sociedades.

Sexto hábito: Sinergiza.

Para comprender el concepto de sinergia, podemos recurrir al dicho: “dos cabezas piensan mejor que una”. La sinergia es trabajar juntos, y cuando esto se logra, aun la meta que parece más lejana se puede lograr en un tiempo y con un costo razonable.

Séptimo habito: Afila el cuchillo.

En este punto, Stephen Covey nos hace reflexionar que la herramienta que tenemos en este mundo físico es nuestro cuerpo, y nos motiva a mantenerlo en un perfecto estado.

No puedes desenvolverte con la efectividad suficiente si te desentiendes de los aspectos físicos, emocionales, intelectuales y espirituales de tu persona.

El libro “Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva” fue publicado por primera vez en 1989, desde entonces se ha traducido a 38 idiomas y ha vendido un estimado de 17 millones de copias. Su mensaje sigue hoy tan vigente como el primer día que salió.

Perfume para Seducir

¿ El Perfume de Influenciar en la  Seduccion ?

No tenga la menor duda de que sí! Cualquier alteración física en un ambiente de seducción afecta nuestros cinco sentidos (vista, audición, tacto,
paladar, y olfato), que son las puertas hacia una relación.

El aroma de un perfume puede determinar el suceso o no de una investida amorosa.

El olfato influye en nuestro grado de consciencia causándonos placer o repulsión.

La fragancia desempeña un papel vital en la seducción, muchas veces capaz de esta sola incentivar el apetito sexual.

Siendo así, se hace necesario saber más sobre el asunto.

Después de la vista, el olfato es el segundo sentido que se prueba en los primeros momentos de una relación.

Si no se satisface esta segunda etapa de reconocimiento, tendrá que haber mucha conversación para “perfumar” ese encuentro.

Muchos científicos afirman que exhalamos olores sexuales naturales.

Infelizmente, esos olores naturales, no se presentan debido a nuestra alimentación pobre en nutrientes, que retira parte de ese poder natural de
seducción. Nos restan, entonces, los perfumes.

Ultimamente, el hombre ha estado estudiando e investigando perfumes que tienen fragancias tan poderosas que, por si solas, ya la estimulan a la pareja a pensar en una relación más íntima.

Muchas personas hasta relatan que desean, literalmente, morder a la persona que acabó de ver, asociándola a una cena de aroma y gusto irresistible.


pero cómo ocurre ese fenómeno de la Seducción en nuestro organismo?

alguna vez has escuchado hablar sobre las Feromonas ?

Cuando aspiramos un perfume, las células olfativas de nuestra nariz, captan las partículas solubles fluctuantes de las moléculas de una fragancia.

Esta fragancia es disuelta por la membrana húmeda da la mucosa y tales informaciones son pasadas a las células sensoriales localizadas en la punta de cada pasaje nasal.

Después es transmitido al bulbo olfativo y posteriormente enviadas al sistema límbico (que rodea el córtex cerebral).

Esa parte del sistema límbico, está asociada a las funciones sensoriales y sexuales.

En seguida, esta fragancia es transmitida al “peaje”, localizado en la base del cerebro. Este “peaje” es responsable por conectar el cuerpo al cerebro, que reserva una excelente memoria odorífera.

Los “bancos de datos” del cerebro, por su vez, asocian un buen olor a algo agradable y exquisito, y el mal olor al desplacer.

Por consecuencia, esas informaciones son destinadas rápidamente al aparato digestivo y sexual que son activados si este aroma es agradable.

Este enorme proceso pasa en un milésimo de segundo, imposibilitando así, la persuasión verbal de que modifique un olor desagradable.

Vamos imaginarnos que está al final de un juego de fútbol y vio una persona de encanto indescriptible.

Tomar la iniciativa de querer conocerla en ese momento puede ser desastroso.

Sin embargo, caso sea imposible contener el impulso, es siempre bueno acordarse que el primer impacto y las primeras palabras podrán no surtir efecto debido al olor producido por la transpiración excesiva.

No obstante, después de un cierto tiempo, el organismo de la persona que siendo asediada, se adapta al olor y al pasar los minutos, un grado menor de repulsión se instalará en su rostro.

Es interesante saber sobre este periodo de adaptación para que no nos demos por derrotados al estar al “margen “ del suceso.

Hay personas que tienen un sudor insoportable y ni los mejores perfumes cubren a ese “zorrino” humano. Para no tener que recorrer a un
desinfectante, veremos la causa primaria de todos los malos olores para el suceso de la seducción.

Sin duda, una alimentación inadecuada es el factor principal y responsable por los malos olores.

El mal aliento, muchas veces presente y no sentida por su emisor que infelizmente, se adapta y no percibe su propio olor desagradable.